Como identificar que nutrientes le faltan a tus plantas

Seguramente en algunas ocasiones has notado como tus plantas cambian de color con el pasar de los días, en el caso positivo, se vuelven más grandes, le crecen más ramas y hojas, y su color se torna más verde. Pero en otras ocasiones no pasa esto, resulta que sus hojas se empiezan a caer sin ningún motivo, o su color se torna amarillo sin ser su época de otoño, o algunos casos las hojas empiezan a tener un color negro desde las puntas. En este articulo te contamos como identificar que nutrientes les faltan a tus plantas, y que le puedes echar para mejorar su aspecto.

Hojas curvas o rizadas

Representación de hojas curvas o rizadas.

Cuando las hojas nuevas que están creciendo y las antiguas, empiezan a tener una forma curva o rizada, y el color de la hoja tiende a ser algo pálido, nos esta diciendo que a nuestra planta le falta calcio. Este nutriente es muy fácil de conseguir y lo podemos encontrar en nuestra cocina, lo que debes hacer es guardar la cascara de huevo, lavarla y dejarla secar, luego triturarla todo lo que puedas hasta se vuelva polvillo, y de este modo la esparces cerca a tu planta, y la riegas.

Hojas amarillas

Hoja amarilla.

Si notas que tu planta está creciendo hojas de color amarillo o con líneas amarillas, es un indicio claro que tiene una deficiencia de hierro; pues este nutriente ayuda a la producción de la clorofila y mejora el color de nuestras plantas. Lo que debes hacer es en enterrar entre 3 a 5 puntillas, alrededor de tu planta y dejar por 10 a 15 días, y notaras que las hojas de tu planta empezaran a retomar su hermoso color verde.

Hojas pálidas

Hoja pálida.

Si las hojas de tu planta empiezan a crear un verde pálido, y se extiende por todo el tallo o rama, podemos darnos cuenta que tiene una deficiencia de magnesio, si esto ocurre debes actuar con rapidez, ya que se puede enfermar tu planta. La manera más fácil de aportar este nutriente a tu planta es comprar nitrato de magnesio, y aplicar acorde a la necesidad de la planta, de esta manera se recuperará con el paso de los días.

Hojas con agujeros

Hojas con agujeros.

Con el paso del tiempo, tus plantas experimentas diferentes etapas, si en una de ellas, las hojas empiezan a generar pequeños agujeros por diferentes partes, podemos concluir que le falta potasio en el abono. La manera mas natural y sencilla de aportar este nutriente es con las cascaras de banano, ya que son ricas en potasio y ayudan a la curación de tus plantas y un mejor crecimiento.

Hojas amarillas o verde pálido

Hoja amarilla pálida.

Si notas que las hojas más viejas, empiezan a cambiar de color a un amarillo o verde pálido, y esta anomalía se da constantemente, puede ser que a tu planta o jardín le hace falta nitrógeno. Para conseguir este nutriente de forma sencilla, solo debes podar el césped o recoger la hierba mala, ponerla en agua y dejar por 24 horas, luego riegas esta agua a tu planta, aportando el nitrógeno que necesita.

Hoja amarilla con zonas muertas

Hoja marchita con machas negras.

En algunas ocasiones las hojas nuevas y antiguas de nuestras plantas, cambian de color rápido de verde a amarillo y con el paso de los días, empiezan a crearse zonas muertas o marchitas, ocasionado la caída de las hojas, esto se produce debido a la deficiencia de fósforo. Puedes aportar este nutriente de dos maneras, ir a comprar líquidos ricos en fósforo para aplicar, o consigue un pedazo de madera o aserrín y espárcelo por tu planta, ya que la madera es rica en fósforo ayudara con el paso del tiempo a recuperarse.

Hoja con bordes amarillos

Hoja con bordes amarillos.

Si las hojas solo tienen amarillo los bordes, es un indicio que le hace falta azufre, para debes comprar un nutriente liquido a base de azufre y aplicar según necesidad de la planta; Si el color amarillo se expande puede que también necesite nitrógeno, como lo mencionamos anteriormente. 

Deja un comentario