Como identificar que nutrientes le faltan a tus plantas

Seguramente en algunas ocasiones has notado como tus plantas cambian de color con el pasar de los días, en el caso positivo, se vuelven más grandes, le crecen más ramas y hojas, y su color se torna más verde. Pero en otras ocasiones no pasa esto, resulta que sus hojas se empiezan a caer sin ningún motivo, o su color se torna amarillo sin ser su época de otoño, o algunos casos las hojas empiezan a tener un color negro desde las puntas. En este articulo te contamos como identificar que nutrientes les faltan a tus plantas, y que le puedes echar para mejorar su aspecto.

Hojas curvas o rizadas

Representación de hojas curvas o rizadas.

Cuando las hojas nuevas que están creciendo y las antiguas, empiezan a tener una forma curva o rizada, y el color de la hoja tiende a ser algo pálido, nos esta diciendo que a nuestra planta le falta calcio. Este nutriente es muy fácil de conseguir y lo podemos encontrar en nuestra cocina, lo que debes hacer es guardar la cascara de huevo, lavarla y dejarla secar, luego triturarla todo lo que puedas hasta se vuelva polvillo, y de este modo la esparces cerca a tu planta, y la riegas.

Hojas amarillas

Hoja amarilla.

Si notas que tu planta está creciendo hojas de color amarillo o con líneas amarillas, es un indicio claro que tiene una deficiencia de hierro; pues este nutriente ayuda a la producción de la clorofila y mejora el color de nuestras plantas. Lo que debes hacer es en enterrar entre 3 a 5 puntillas, alrededor de tu planta y dejar por 10 a 15 días, y notaras que las hojas de tu planta empezaran a retomar su hermoso color verde.

Hojas pálidas

Hoja pálida.

Si las hojas de tu planta empiezan a crear un verde pálido, y se extiende por todo el tallo o rama, podemos darnos cuenta que tiene una deficiencia de magnesio, si esto ocurre debes actuar con rapidez, ya que se puede enfermar tu planta. La manera más fácil de aportar este nutriente a tu planta es comprar nitrato de magnesio, y aplicar acorde a la necesidad de la planta, de esta manera se recuperará con el paso de los días.

Hojas con agujeros

Hojas con agujeros.

Con el paso del tiempo, tus plantas experimentas diferentes etapas, si en una de ellas, las hojas empiezan a generar pequeños agujeros por diferentes partes, podemos concluir que le falta potasio en el abono. La manera mas natural y sencilla de aportar este nutriente es con las cascaras de banano, ya que son ricas en potasio y ayudan a la curación de tus plantas y un mejor crecimiento.

Hojas amarillas o verde pálido

Hoja amarilla pálida.

Si notas que las hojas más viejas, empiezan a cambiar de color a un amarillo o verde pálido, y esta anomalía se da constantemente, puede ser que a tu planta o jardín le hace falta nitrógeno. Para conseguir este nutriente de forma sencilla, solo debes podar el césped o recoger la hierba mala, ponerla en agua y dejar por 24 horas, luego riegas esta agua a tu planta, aportando el nitrógeno que necesita.

Hoja amarilla con zonas muertas

Hoja marchita con machas negras.

En algunas ocasiones las hojas nuevas y antiguas de nuestras plantas, cambian de color rápido de verde a amarillo y con el paso de los días, empiezan a crearse zonas muertas o marchitas, ocasionado la caída de las hojas, esto se produce debido a la deficiencia de fósforo. Puedes aportar este nutriente de dos maneras, ir a comprar líquidos ricos en fósforo para aplicar, o consigue un pedazo de madera o aserrín y espárcelo por tu planta, ya que la madera es rica en fósforo ayudara con el paso del tiempo a recuperarse.

Hoja con bordes amarillos

Hoja con bordes amarillos.

Si las hojas solo tienen amarillo los bordes, es un indicio que le hace falta azufre, para debes comprar un nutriente liquido a base de azufre y aplicar según necesidad de la planta; Si el color amarillo se expande puede que también necesite nitrógeno, como lo mencionamos anteriormente. 

Nutrientes naturales, el mejor fertilizante

Si tu sueño es tener un jardín radiante de un hermoso color verde, acompañado de pequeñas y grandes flores, recuerda siempre regar con frecuencia, darle mucho amor y tener un abono rico en nutrientes naturales. No necesitas ser un experto, y mucho menos gastar grandes cantidades de dinero para lograr tu objetivo. Por ello te contamos cuales son los nutrientes naturales para mejorar la fertilización de tu jardín con nutrientes naturales, existentes en tu hogar.

Lo primero que debes tener en cuenta, al sembrar tu jardín o tus plantas, es contar con un excelente abono o tierra, que este enriquecido de nutrientes vitales para el fortalecimiento y crecimiento de nuestras plantas o flores. Si ya tienes un cultivo ornamental, pero notas que tus plantas están perdiendo color y vitalidad, nos indica que la tierra o el abono, necesita de nutrientes para la buena fertilización de las plantas.

jardín.

Los nutrientes orgánicos son muy importantes para el cultivo de la flora, pues cada uno de ellos aportan las vitaminas necesarias, para el crecimiento, el fortalecimiento, el color y el florecimiento de nuestra área vegetal. A continuación, te contamos cuales son algunos de los nutrientes más importantes y en que alimentos de consumo diario podemos conseguirlos, para conseguir una adecuada fertilización.

Clases de nutrientes

Existen una gran variedad de nutrientes que habitan en la tierra, y son fundamentales para la fertilización y adecuado crecimiento de las plantas, te presentamos algunos de los más importantes:

  • Nitrógeno: Es una proteína fundamental para todas las plantas, ya que cumple la función, de aportar sus propiedades para la creación de hojas y el color verde de las plantas. Si tu jardín o tus hojas empiezan a perder su color y cambian a un color amarillo, es por falta de nitrógeno en la tierra.
  • Fósforo: Este nutriente es un gran aliado, ayudando a las plantas a protegerse de enfermedades que pueden estar expuestas. También ayuda al crecimiento de las raíces, a la producción de semillas y al florecimiento de flores y producción normal de frutos.
  • Potasio: El potasio es muy importante para el rápido crecimiento de nuestro jardín, ayuda a combatir enfermedades y ayuda al desarrollo de troncos y tallos más fuertes.
  • Calcio: Es un nutriente que trabaja en cooperación para toda la planta, pues es el encargado de ayudar a absorber los demás nutrientes y transportarlos, además ayuda al fortalecimiento de las raíces, a la protección de altas temperaturas y a la mejora en la calidad del fruto a producir.
  • Hierro: La función del hierro ayuda a la producción de la clorofila, llevando consigo la fotosíntesis, ayuda a la mejora del color verde en nuestras hojas. Si las nuevas hojas de tu planta crecen amarillas o con líneas de este color, es un claro signo que falta este nutriente en tu abono.

Tipos de fertilizantes naturales:

No necesitas gastar mucho dinero en fertilizantes para el cuidado de tus plantas, pues la solución está en hogar. Ahora en adelante empezaras a reciclar ciertos alimentos que consumimos en nuestro diario vivir, ya que son los mejores fertilizantes para el perfecto crecimiento de nuestro jardín. Te contamos de algunos tipos y como aplicarlos:

Café:

Rezago de café.

Resulta difícil de creer, pero el cuncho o pepas del café, que quedan cuando lo preparamos para nuestro desayuno, resultan de vital importancia para nuestras plantas, pues es alto en nitrógeno. Lo puedes utilizar de dos maneras, la primera la puedes echar en tu jardín y dejar que el café se adhiera a la tierra, y así absorber sus nutrientes, o segundo, cuando estés preparando tu abono antes de sembrar, lo puedes mezclar.

Cascara de plátano:

Cascara de plátano.
  • Cuando termines de comerte un plátano, no tires la cascara, pues resulta ser un gran aportante de potasio para nuestro jardín. Puedes aplicar de dos formas, primero, cortas la cascara en pequeños retazos, y abres pequeños agujeros en la tierra, de esta manera, el plátano empieza a aportar sus nutrientes para la fertilización adecuada, o segundo, sino no deseas que lleguen moscas u otros insectos, cortas la cascara en pedazos, no tan pequeños, y la llevas a hervir por 15 minutos, que el agua solo cubra la cascara, y el agua resultante la puedes aplicar a tu jardín, este proceso lo puedes realizar cada 15 o 20 días.

Cortes de hierba:

Cortes de hierba.

Cuando podes tus arbustos, el césped de tu jardín, no lo botes ni lo deseches todo, recoge algunos, pues estos son ricos en nitrógeno y se pueden reutilizar. Cuando recojas la cantidad suficiente o necesaria, la depositas en un balde con agua y la dejas como mínimo un día entero, de esta manera los nutrientes se quedan en el agua, y luego puedes aplicar en tu césped, jardín o arbusto.

Cascara de huevo:

Cascara de huevo.

El huevo es un desayuno muy tradicional en nuestros hogares, lo que no sabíamos, son las propiedades que tiene la cascara de este alimento, para la fertilización de nuestras plantas. Son ricas en calcio y carbono, además que ayudan a alejar caracoles de nuestros cultivos. Puedes aplicar de dos formas, partirla en trozos y dejarlas alrededor de tu planta, si lo realizas de esta manera te recomendamos hacerlo sobre una malla la cual al regar el agua y los nutrientes caigan, y cuando deseas quitarla, simplemente retiras la malla con cuidado, o puedes triturarla hasta dejarla en polvillo y de esta manera esparcirla en toda la tierra.

Puntillas:

Las puntillas de acero, son ricas en hierro por su composición. Lo que debes hacer es enterrar 4 o 5 puntillas en tu jardín. Simplemente dejarlas encima, de este modo la tierra y la planta empiezan a absorber el hierro. Si optas por enterrarlas, debes tener mucho cuidado al retirarla, pues puede erosionar la tierra, recuerda retirar al cabo de 10 días.

Cenizas de madera:

Retazos de madera.

La madera es muy rica en fósforo y potasio, así que es un gran aportante a la naturaleza. Solo debes diluir la ceniza en agua, y regar donde desees en dosis no abundantes. Si deseas darle un poco de estilo a tu jardín, puedes colocar retazos de madera, donde cubra toda la superficie que desees, y el tiempo se encargara de extraer sus nutrientes.

Recuerda hacer estos trucos como mínimo cada mes, o cuando notes que la naturaleza lo solicita, ya que lo puedes saturar de nutrientes y empieza a dañarse. Si te gusto este articulo te invitamos a leer sobre tipos de maleza y sus beneficios.

Hierba mala y tipos más comunes

¿Por qué sale hierba mala?, y tipos más comunes, quizás es la pregunta que te realizas siempre que miras tu jardín, y observas como han crecido plantas no deseadas en tu césped, jardín o macetas, y por más que las quites, con el tiempo volverán a crecer, sin importar las condiciones que sean.

Hierba mala en un bosque.

Por ello te venimos a hablar de los tipos mas comunes de hierba mala o maleza, del por que salen y se reproducen en tu jardín, y cuales son los beneficios o daños que pueden causar en tu siembra.

¿Qué es la hierba mala?

La hierba mala, se le conoce de muchos términos, como mala hierba, maleza, planta invasora, planta indeseable, etc. El crecimiento de estas plantas se da comúnmente en lugares dedicados a los cultivos, a la agricultura o la jardinería. La capacidad de expansión que tiene la maleza, se puede considerar casi competitivo, pues por más que la quites de raíz, con el tiempo volverá a crecer. Lo recomendable es quitarlas cada vez que salgan, ya que pueden generar un problema para la tierra y las plantas sembradas.

Hierba mala en espiga.

Si te dedicas a la jardinería, o al cultivo de plantas en macetas y no eres un experto, lo mas recomendable es que identifiques cual planta es la hierba mala, y la retires de inmediato, ya que, al dejarla crecer en tu jardín o recipiente, esta robando vitaminas y nutrientes esenciales de la tierra a las plantas sembradas. La maleza puede ser molesta en varios sentidos, desde la perspectiva visual, pues ellas crecen de un modo aleatorio y sin dirección, ocasionando así mala reacción a nuestro jardín, también, son molestas porque llegan a adherirse a nuestra ropa o algunos casos pueden generar alergias.

 

¿Por qué crece la hierba mala?

Por lo general el crecimiento de estas plantas se da a consecuencia natural, y algunos casos se encuentran de una manera fortuita en plantas ornamentales que sembramos. Algunas ocasiones viene en el abono o tierra que utilizamos para la siembra, y claro, no debemos olvidar que también, en algunos casos se siembra de manera voluntaria. Se considera que la maleza abarca solo el 1% de las más de 250.000 especies vegetales que existen en el mundo.

Tipos de Hierba mala

El termino hierba mala, se puede tornar algo despectivo, ya que en muchas ocasiones, la maleza nos resulta de un buen agrado. Algunas nos adornan nuestro jardín con bellas flores, otras con su bella forma y algunas ocasiones pueden ser utilizadas para acompañar nuestras comidas. Por ello te traemos algunos tipos de maleza, mas comunes que se aparecen en nuestros jardines o macetas:

Llantén mayor:

Llánten.

Es una planta herbácea, con hojas ovaladas, y en su centro crece, una flor que se produce en espiga con forma cilíndrica, cuyo color es un verde blanco. Alcanza alturas de entre 40 – 50 centímetros. Por lo general crecen en suelos abundantes de nutrientes y nitrógeno. Su uso se deriva como medicinal, teniendo propiedades antiinflamatorias, entre otras.

Pata de gallina:

Es una especie Eleusine indica, y es una especie de planta tropical. Alcanza una altura aproximada de 50 centímetros, y sus hojas un largor de 5 – 10 centímetros; tiene un tallo recto, del cual en su máxima altura se divide en 3 hojas cilíndricas de espesor corto, dando la forma de una pata de gallina.

 

Flor Amapola:

Flor de amapola.

Esta hermosa y bella flor, se encuentra mayormente en Europa y Asia, se da en grandes cultivos, y a pesar de su belleza, es considerada un enemigo para los agricultores; La Amapola al crecer le roba en grandes cantidades los nutrientes a los cultivos. Su crecimiento se da en zonas donde el hombre prepara la tierra para el cultivo, moviendo nitratos del suelo, por esta misma razón no encontraremos una amapola en el bosque o monte. No obstante, podemos apreciar y disfrutar de ese bello color escarlata que nos brinda esta flor.

 

Trébol:

Trébol.

Quizás esta planta es la mas común, y la que podemos observar en varias partes de nuestra ciudad, su tallo es delgado y alcanza a tener un largor de 40 centímetros; consta de tres hojas y algunas ocasiones florece una bella y pequeña flor amarilla. En culturas del norte de Europa, como lo es Irlanda, se tiene la creencia que el trébol es una planta de buena suerte, y si te encuentras un trébol de cuatro hojas, es porque la suerte te acompaña. Su crecimiento se da en jardines o macetas que han sido descuidadas y no tienen un riego constante.

 

Diente de León:

Es otra de las especies mas comunes que encontraras en los campos, tiene una altura de 30 centímetros y suele tener un color amarillo o blanco en flor. Suele aparecer en campos y jardines de gran tamaño. Tiene muchas propiedades medicinales, como la purificación del hígado o riño, limpieza de la piel cuando aparece el acné y son grandes contribuyentes de néctar y polen, lo cual atraen varios insectos que ayudan a la polinización.

Diente de león color blanco.

Beneficios de la hierba mala

  • Son buenos indicadores de suelos, ya que dependiendo de la maleza que crezca te dará referencias de los nutrientes que tiene la tierra para sembrar.
  • Algunas de ellas son utilizadas para adornar platos o utilizadas como ricos ingredientes para dar sabor a la comida.
  • Gracias a su tendencia rebelde, crecen de manera rápida y constante en lugares dañados o poco fértiles para dar un poco de color al campo.
  • Algunas de estas plantas tienen grandes propiedades medicinales. Las cuales son utilizadas de manera empírica o extraídas, y procesadas para la elaboración de medinas a base natural.

Si te intereso este articulo te invitamos a saber mas sobre tipos de semillas https://arbolizados.com/semillas/que-es-una-semilla-estructura-y-tipos-de-semilla/.