Bonsái de Ficus Retusa y sus cuidados

En este espacio te hablaremos del bonsái de Ficus Retusa y sus cuidados, que corresponde a la familia de las plantas moráceas. Este árbol se encuentra por lo general, en ambientes tropicales, los podemos hallar en todos los continentes que cumplan con este clima del trópico. Una característica de este bonsái es que puede alcanzar un follaje horizontal, en un radio de aproximadamente 150 m, convirtiéndolo, para gusto de quienes gusten las formas, en una sombrilla de espacio natural.

Si quieres tener un Ficus Retusa y te fascinan las flores, este bonsái es una excelente elección, pues algunos de ellos dependiendo de la especie, tienden a producir bellas flores, y en algunos casos estas flores crecen en un pequeño tamaño, del cual, con el tiempo van a salir los pequeños frutos de estos árboles, el color del fruto va a variar, desde el color y su tamaño, puedes verlos en color amarillo, azul, rojo o verde y su tamaño, va desde extremadamente pequeños hasta tamaños muy perceptibles a nuestra vista. Una característica hermosa de este árbol, son las raíces aéreas que se producen al exponer el bonsái de Ficus Retusa a una humedad del 100%, por ellos, debemos aplicar con mucho cuidado esta técnica, ya que el resultado será un pequeño paisaje de un ambiente tropical.

Cuidados del Bonsái Ficus Retusa

Bonsái Ficus Retusa

Fertilización:

Para que nuestro bonsái tenga un crecimiento adecuado y muy constante, debemos abonar cada dos semanas en el verano y entre tres y cuatro semanas en el invierno, podemos utilizar fertilizante liquido para una mejor aplicación.

Poda:

La importancia al podar nuestro árbol debe ser muy cuidadosa, dependiendo de nuestro objetivo, si queremos que el tronco se engruese, lo que debemos hacer es dejar el libre crecimiento, si lo que queremos es darle una forma a nuestro gusto, la técnica a realizar es cortar un 20% de la rama a podar, para así llegar a un follaje abundante.

Riego:

Para regar nuestro bonsái Ficus, no se necesitamos de ninguna habilidad extraordinaria ni mucho técnicas en este precioso arte, este árbol soporta grandes cantidades de agua (Pero no debemos exagerar), como algunas sequías, lo recomendable es regar cada vez que lo necesite nuestro árbol, y nos daremos cuenta al momento con el tacto en la arena, si de estar seco es momento de hacer el regado.

Ubicación:

Debemos tener en cuenta que nuestro bonsái de Ficus, no soporta estar expuesto al frió, lo recomendable es mantenerlo a temperaturas superiores a los 15° C y debemos asegurar que este directamente expuesto al sol, así que un lugar adecuado en nuestro hogar sería un patio con exposición directa del sol y ambiente, o en determinados casos, en las ventanas del hogar.

Te invitamos a conocer un poco mas sobre este bello arte de los bonsáis, ingresando al siguiente articulo https://arbolizados.com/bonsai/bonsai-de-junipero-y-sus-cuidados/.

Deja un comentario