Características y propiedades del Bonsai de Jade

Este pequeño bonsái de jade, puede llegar a una altura de 3 Mts. siendo originario del continente africano, cuyo hábitat por lo general tiende a ser de espacios tropicales, es un tipo de cactus por lo cual guarda grandes cantidades de agua en sus hojas ovaladas y posee un hermoso verde limón en época de crecimiento, cuando el pequeño árbol pasa por una pequeña sequía en otoño, suele florecer con pequeñas hojas blancas.

El bonsai de jade tiene una guía muy especifica de cuidados, por lo que se debe seguir con mucha atención, de ser así, solo nos queda disfrutar de este maravilloso arbusto. La posición, el riego, el abono y la poda es la guía practica y sutil para el cuidado de este esplendido árbol, lo cual solo nos queda en disfrutar de su hermoso color, también aprovechar y regocijarnos de las grandes cualidades espirituales y bondades que nos trae para nuestra vida personal y laboral.

Hojas bonsái de Jade

Este bonsái, se conoce con el nombre de Jade, en algunas localidades al sur de América latina se le conoce como el árbol de la abundancia o árbol de la buena suerte, en países como Argentina se le da el nombre de árbol de la moneda.

A continuación te damos unos pequeños tips, para que mantengas esplendido y lleno de vida tu bonsái de Jade:

Posición:

Lo primero que debes hacer, es buscar el lugar adecuado para tu Jade, debes evitar lugares encerrados como habitaciones o salas, ya que no recibe la suficiente luz solar y el encierro tiende a secar sus hojas. Por ello te recomendamos ubicarlo en el patio de tu casa donde reciba indirectamente la luz del sol y no reciba el agua lluvia, pues este bonsái es de poca agua y se puede dañar.

Riego:

Para regar adecuadamente tu bonsái de Jade, debes tener en cuenta dos cosas, primero que este bonsái no requiere de grandes cantidades de agua, y segundo no requiere ser regado diariamente; dependiendo del tamaño de tu Jade lo regaras con pequeñas cantidades de agua hasta quedar húmeda la tierra y lo regaras cada 3 o 4 días dependiendo si la tierra esta seca, si esta ligeramente húmeda puedes esperar hasta el siguiente día para regarlo.

Poda:

La poda es quizás una de la técnica mas importante para nuestro bonsái, pues con ello logramos mantener su tamaño y con el tiempo empezar a dar forma de un mini árbol. Si deseas que tu Jade tome forma circular, empezaras a podarlo de tal manera que el empiece a crecer bajo la circunferencia que le des, ya que al podar una rama, empieza a crecer alrededor del corte con mas ramas y mas hojas. Todo depende de la forma que quieras darle a tu bonsái. Te damos un consejo, las antiguas civilizaciones tenían la creencia de hacer la poda en luna menguante, pues decían que al hacerlo bajo esta fase de la luna iba a crecer mas rápido y mas frondoso.

Si deseas saber mas sobre el origen de los bonsáis, te invitamos a leer el siguiente articulo https://arbolizados.com/bonsai/que-es-un-bonsai-2/.

Deja un comentario